Atitlán, un lago rodeado de pueblos mayas y volcanes

atitlan-maravilloso-lago

Atitlán, el maravilloso lago de Guatemala ha cautivado a las personas por siglos. Aldous Huxley, reconocido escritor británico, visitó el lago en 1943 y lo llamó “El lago más bello del mundo”. Rodeado por pueblos mayas y volcanes en su costa sur, el Lago Atitlán es realmente espectacular. Venerado y encumbrado, atrae a escritores, poetas, pintores, científicos, filósofos y viajeros. Muchos al llegar hasta este mágico sitio se enamoran definitivamente de sus encantos y deciden fijar su residencia allí. Ubicado a casi 1,600 metros de altura, es uno de los atractivos turísticos más destacados de América Latina. Desde hace siglos cautiva a personas de todos los continentes y aloja a más de mil inmigrantes procedentes de disímiles partes del mundo.

Pueblos atlitecos

El Lago Atitlán es un paraíso en la tierra, uno del que, con sobradas razones, Guatemala se enorgullece. Este lago de origen volcánico es no solo ecológica, histórica y culturalmente primordial para el país: es uno de los ejes neurálgicos de Centroamérica. La genuina atracción son los pueblos atlitecos que salpican su anillo, y que marcan ineludiblemente la experiencia del viajero. La fuerza de la cultura maya es palpable en Sololá, Santiago Atitlán, San Pablo La Laguna y San Antonio Palopó. En algunos pueblos los hombres todavía usan ropa tradicional los lugareños hablan lenguas oriundas como Tz’utujil y Kaqchikel. En total, hay trece pueblos que se extienden a lo largo de las orillas del lago y hay muchas más en las colinas contiguas.

Panajachel es conocido por tener posiblemente la población extranjera más grande y diversa del lago de Atitlán, popular entre los guatemaltecos como un destino de fiesta para fines de semana, con una amplia y variada cocina nacional e internacional. Es la magnífica y omnipresente silueta de los volcanes que rodean el lago, las vistas del lago desde sus orillas y, sobre todo, la amabilidad de la gente. Panajachel es el punto de partida para visitar los pueblos del lago.

Santiago-Atitlan

Santiago Atitlán está ubicado en un punto de la costa y tiene vistas hermosas del Volcán San Pedro. Santiago Atitlán allí esperan al visitante su Maximón, su mercado maya y su iglesia colonial donde el sincretismo religioso unifica las tradiciones mayas con las creencias cristianas. Los volcanes Tolimán y Atitlán se asoman detrás de él. Esta es una aldea más tradicional y es conocida por sus residentes mayas que hablan Tz’utujil. Las artesanías y pinturas se pueden encontrar en las calles principales y las galerías de arte local.

San Marcos La Laguna gracias a su naturaleza y misticismo, es uno de los lugares más visitados de Sololá. Además, se encuentran áreas de yoga y meditación para descansar rodeado de naturaleza. Mientras se camina por este sitio te sentirás enamorado por los colores, tranquilidad, sencillez y cultura. El pueblo también cuenta con vistas espectaculares de los tres volcanes.

Jaibalito, ideal para los que quieran desaparecer del mundo durante un rato, considerado el secreto mejor guardado de Atitlán. El pueblo es accesible solo por barco o a través de la montaña, y goza de una soledad que ya quisieran para sí más de un retiro espiritual.

Santa Cruz, no es de fácil acceso. El Lago Atitlán está rodeado de montañas, y en ningún otro de los asentamientos se ve tan claramente como en Santa Cruz. Una vez pasado el puerto, Santa Cruz introduce al viajero en el mundo maya de antaño, que se ha mantenido intensamente tradicional cual cápsula del tiempo.

Volcanes que se elevan desde las orillas

El lago Atitlán es un lugar único. Tanto por su espectacular marco geográfico al estar rodeado de los volcanes Atitlán, Tolimán y San Pedro, como por su patrimonio cultural y humano. El color azul del lago varía según la intensidad de la luz solar. Enmarcado por las siluetas cónicas de volcanes revestidos de verde que se elevan directamente desde las orillas. Desde allí todo parece inmóvil, como si el mundo se hubiera paralizado. Sólo si se observa con agudeza se verán los pequeños cayucos y las lanchas que surcan el lago uniendo los atractivos, únicos y exclusivos pueblos de sus márgenes.

Te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *